La forma en que utilice el color en los seis principales partes de un ambiente (4 paredes, cielo raso y piso) puede alterar dramáticamente la apariencia de las proporciones del mismo.



Es posible modificar el largo, ancho y alto de una habitación con el simple uso del color.

Primero es necesario observar objetivamente el ambiente para determinar si es necesario modificarle alguna de sus proporciones. Si todo es correcto, sólo deberá seleccionar el esquema de colores que permita realzar el ambiente y si no lo es, a continuación le explicamos cómo aprovechar el color.

Características de los colores

Un color puede hacer parecer a una superficie más cercana o lejana, más chica o bien más grande. Conocer los efectos visuales que producen los diferentes colores ayuda a crear la sensación deseada.

Los colores fríos tienden a alejar, empujan hacia atrás las paredes haciendo sentir más especioso un ambiente. Los colores luminosos también logran este efecto. Por lo tanto si utiliza un pálido color frío crea el máximo de ilusión de espacio. Agregue un piso en color claro e incrementará esta sensación.

Por el contrario, las paredes pintadas con colores cálidos u oscuros parecen estar más cerca. Las grandes habitaciones con cielos rasos muy altos pueden resultar poco confortables, por eso si pintamos las paredes y cielo raso en colores cálidos tranquilos, lograremos crear un ambiente más acogedor.

Subir un cielo raso


Pintar el techo más claro

Para que el cielo raso parezca más alto deberá estar pintado en un color más claro que las paredes.
Esta "iluminación" del cielo raso crea una sensación de mayor altura y se opta por pintar las paredes de un color oscuro creará un clima bastante íntimo.
Es importante que el color de las paredes sea continuo para lograr este efecto, no debe estar cortado con ningún color otro color en frisos y molduras

Dar amplitud


Pintar las paredes más claras

Tanto las paredes como el cielo raso deberán pintarse en colores claros para dar amplitud a un ambiente. En este caso las molduras pueden pintar unos tonos más oscuro del mismo color a fin de dar mayor definición al espacio.
Para el cielo raso se debe optar por un color más claro que el de las paredes.

Bajar el cielo raso


Pintar el techo más oscuro

Muchas veces los ambientes tienen cielos rasos que resultando molestamente altos para la dimensión de la habitación. En este caso se deberá pintar en un tono un poco más oscuro que el seleccionado para las paredes. Este efecto se puede incrementar si el color se prolonga hasta cubrir las molduras.
Si queremos integrar más ambos colores se puede optar por pintar en las paredes algún detalle con el color seleccionado para el cielo raso.

Ambiente con formas irregulares

 

Muchas veces tenemos que pintar espacios que tienen terminaciones fuera de escuadra, en este caso es ideal utilizar un solo color claro, tanto para paredes como para el cielo raso. De esta manera se logra armonizar todo el espacio.

Ensanchando un ambiente angosto


Pintar con colores claros paredes y mobiliario

Los corredores, las cocinas en galería y algunas habitaciones pueden resultar muy angostas, pero si las pintamos en colores muy palidos y brillantes tienden a resultar más espaciosas. Es conveniente utilizar un solo color tanto en paredes como en el mobiliario (por ejemplo en una cocina). También es importante reforzar con muy buena iluminación.

Ampliando un ambiente

Los colores pálidos reflejan más luz que los oscuros y los colores frios dan la sensación de empujar hacia atrás una pared. Por eso una combinación de estas dos características es perfecta para lograr que un ambiente parezca más amplio.
Si la habitación es muy luminosa y se decora en un color pastel frio ( verde agua, celeste claro, etc) se creará un fresco y espacioso ambiente. Es importante que el piso también sea de una tonalidad pastel acorde con las paredes y el cielo raso.
En el caso que el ambiente no reciba la luz del sol, es aconsejable utilizar colores cálidos como un amarillo pálido, durazno, etc.

Dar calidez a un ambiente grande


Utilizar colores cálidos

Los ambientes espaciosos algunas veces resultan austeros y poco amigables, principalmente si no reciben la luz solar. En este caso seleccione un color cálido tanto para el cielo raso como para las paredes. Este color deberá ser intenso y brillante, para que resulte cálido y a la vez reduzca la sensación de espacio. Si se utiliza un color muy intenso o bien oscuro se corre el riesgo de crear un efecto opresivo.
Si además utilizamos un color más oscuro para el piso lograremos intensificar el efecto de reducción del espacio.

Acortar un pasillo


Pintar el fondo más oscuro

Si estamos en presencia de un lago pasillo es aconsejable pintar las paredes laterales en un color pastel claro y la pared del final en un color oscuro, para dar la sensación de acercamiento.

Alargar y ensanchar un pasillo


Pintar el fondo más claro

Si tenemos un espacio angosto y corto, debemos utilizar un color claro en las paredes laterales y la del fondo. Para el cielo raso y el techo es necesario utilizar un color bastante más oscuro.

Nota Anterior |